Seleccionar página

COMUNICADO

Hoy hemos conocido los diferentes comunicados de la vergüenza que los sindicatos de la mesa de convenio han publicado por las diferentes redes sociales. Unos comunicados que ya no sorprenden a nadie, al menos a la gente de la CGT, ya que estos sindicatos no han conseguido que se reconozca la categoría TES con la remuneración que se merece, cuando el Real Decreto que reconoce la categoría está publicado desde 2007.

Jugada maestra de la patronal ACEA, que en una relativa bonanza económica aplazó la negociación del convenio a cambio de una misera limosna con letra pequeña incluida, retrasando la negociación hasta aprovechar la primera crisis económica para sacarnos parte de esta limosna y negociar el futuro convenio a la baja.

Desde CGT queremos dejar claro que no vamos a participar en ningún circo para pedir más dinero a la administración para las empresas buitres de ambulancias. No entraremos en el juego de los sindicatos amarillos, amiguitos de las empresas, que solo luchan por la bolsa de horas y los beneficios económicos que conlleva esta. No participaremos en ninguna amenaza de huelga donde CatSalut tenga que rascarse el bolsillo en favor de las empresas. NO, no participaremos.

Desde CGT solo apoyaremos una huelga que pida un servicio de ambulancias de gestión, provisión y titularidad pública. Todas y todos nos merecemos ser personal SEM. Igual trabajo, mismo convenio.

Basta de esta pésima gestión por parte de las empresas de ambulancias, pasando por encima de los derechos laborales y de la calidad del servicio, buscando solo el beneficio económico. Este hecho quedó demostrado con la pésima gestión que hicieron las empresas de la Covid-19, donde no dotaron de suficientes de EPIs al personal, y además, la calidad de estos, era más que dudosa, hasta que las sentencias judiciales o las inspecciones de trabajo los obligaron a cambiar de estrategia. 

O como no, cuando la primera medida que tomaron las empresas en pleno estado de alarma, fue presentar un ERTE al servicio de TSNU, por parte de Falck y TSC, o los famosos permisos retribuidos retornables de Egara, o los días de descanso en plena pandemia al personal que tenía excedente de días trabajados del calendario a Ambulancias Domingo. Y todo, con el consentimiento de la mayoría de sindicatos amarillos.

Des de CGT ya anunciamos que el acuerdo entre patronal y sindicatos de septiembre de 2019 para desconvocar la huelga era un despropósito.